Un lugar tranquilo e historico a tan sólo 80 km de la CDMX

Ixtafiayuca fue una de las haciendas pulquerías más grandes del país, siendo ésta una de las regiones más productivas. El pulque era uno de los productos más consumidos en México y, por lo tanto, Ixtafiayuca era un lugar donde se producía, curaba y empacaba el pulque, no una casa de campo.

 

La construcción comenzó a finales del siglo XIX, por lo que la consolidación de la hacienda como una gran productora de pulque sucedío a principios del siglo XX. Fue entonces que Pablo Macedo compró el inmueble, el cual se ha mantenido en la familia hasta el día de doy.

A mediados del siglo XX, cuando el pulque bajo en popularidad y la expropiación agraria diezmó el terreno de la hacienda, Ixtafiayuca se conviritió en la casa de campo de la familia Macedo. La hacienda fue transformada lentamente por las ideas y excentricidades de sus dueños. 

 

Hoy en día es un lugar moderno con dotes históricos donde grupos de amigos, familia y trabajo se reúnen para olvidar la ciudad, reencontrarse con la naturaleza y fortalecer las relaciones en el grupo. 

NUESTRA HISTORIA